27 de febrero de 2010

Café solo

—Mira toda esa gente... son como este puto capuchino. Me lo sirven muy adornado, muy correctamente, como debe servirse un capuchino; con su café, su chocolate, su nata, su canela... e incluso me obsequian con un bombón. ¡Pero no le echan el azúcar! Ahora tengo que coger el sobre de azúcar, romperlo, echarlo sobre la nata, y remover todo. ¡Y a la mierda la presentación del capuchino! Ahora ya no tengo un capuchino, ahora tengo una mezcla batida de todos sus componentes. Joder.

—No lo entiendo, ¿qué tiene que ver todo eso con la gente?

—¡No lo sé! Sólo quería quejarme...

19 comentarios:

Harold Chasen dijo...

xD. Cuánta razón.

Ermo dijo...

nada? es una metáfora perfecta de esta mierda de sociedad!

Mj dijo...

you win some, you lose some

toda la razón, metáfora de la vida

Mj dijo...

Jajaja, por eso he querido dejarlo por escrito. Por lo terriblemente absurdo que es.
Cuando coincidamos de prácticas en el HIC, lo pondré para que me creas :)

(No pasa nada, los exámenes son los exámenes. Bienvenido al fabuloso mundo de la Epidemiología, por cierto, siempre será peor de lo que te esperas)

BLIS dijo...

que grande! cuanta coherencia para no decir apenas nada
o no...
habria que pensar en ello, pero tiene bastante sentido...
mmmm

POEM dijo...

café solo está claro

qué increíble giro de palabras!!!

mmme lo tomo en la cama

Katrina Van Dassos dijo...

"Buenísimo" el café de Tasio... Espero que hayas conseguido llegar a su corazón.

Carlos Galeon dijo...

Si te quejas escribiendo, has elegido el mejor camino.

Vanity dijo...

Los capuccinos se parecen a la gente por la similitud y chise flojo de los capullinos, aunque lo que más gracia tiene es subnormalinos, pero ya no rima tanto.


Gusto leerte de nuevo.


Abrazo

urbanoyhumano dijo...

Con el tiempo nos hacemos maniáticos.
Un abrazo.

Meryone dijo...

como me eches azúcar en el café soy muy capaz de matarte

he dicho

aunque cada vez tomo menos café y hace años que abandoné lo de tomarlo muy negro y por litros (aquellos tiempos en los que me hice regalar una cafetera para tenerla en mi habitación), sigo sin echarle azúcar

el día que le eche semejante cosa a cualquier bebida, el mundo se estará acabando

besos

Lara tiene alas dijo...

Quizá por eso prefiero el Colacao...quizá aun no me atrevo a beber café.

Lara tiene alas

Chafan dijo...

Coño, alguna habrá por ahi que le resulte igual que una caja de bombones, pero sin caja. Yo pienso.

HuelgaDeLatidos dijo...

me encantan los textos que hablan de cafés y derivados.

Dorian dijo...

Joder, qué bueno!

Nikita dijo...

ja ja pues vaya fracaso de capuchino.

Ya ves, nada es perfecto.

Beso

Tara dijo...

del café me sobra la nata, la canela, el azucar...

será por eso que no entiendo a la people?

Faicam dijo...

Metáfora perfecta sin más.

Tara dijo...

hoy me acordé que a James le pasa lo mismo con su bebida favorita...

agitada, por dios, nunca mezclada