24 de junio de 2010

Observaciones sobre una pastilla de jabón

Tengo una pastilla de jabón en mi lavabo correspondiente del baño colectivo. Puedo ver cómo va menguando por días, y no es por el uso que yo le doy.

Ellos se lavan con mi pastilla de jabón y yo me seco con sus toallas. Hasta en la propiedad privada más cotidianamente aceptada brota, como una discreta pero poderosa fuerza de la naturaleza, el comunismo.

No importa cuántas veces se intenten arrancar las flores.

9 comentarios:

Vanity dijo...

El jabón en el suelo es muy peligroso, ten cuidado amigo!

Un abrazo,

VD

POEM dijo...

jaja
me has recordado a mis curiosos años en residencias y pisos compartidos

por supuesto comunismo total jaja

me gusta tu última frase
labios de carmín


yo suelo frecuentar las playas nudistas de Caños de Meca una playa super salvaje perroflauta y es totalmente desinhibida como casi todas las playas de Cadiz y la de Cabo Pino Marbella
en Cabo Pino se van erecciones por segundos jaja es un prostíbulo gay a la vista de todos
la verdad es q no se ocurriría ir a una playa nudista oficial porque odio las reglas

por cierto me molan los tíos con erecciones fáciles... jaja

MujeresLibres dijo...

socialismo, tal vez.

urbanoyhumano dijo...

Ahora todo es líquido. Sí, quizás las pastillas de jabón detergente sean el objeto kitch de un comunismo aséptico.

Alfonso Vázquez dijo...

bueno, a fin de cuentas compartir es hermoso

Meryone dijo...

nosotras no teníamos jabón en el lavabo de los baños (no sé los chichos, te había contado que nos tenían separados, no?) pero sí lavabo en la habitación. el puto ejército, que da comodidades para evitar ideologías peligrosas hasta sin querer

besos. y a martina, que debe andar todavía por allí, no?

Tara dijo...

pastillas de jabón, toallas,...

demasiado despilfarro consumista, no?

aaah, que lo guay es compartir!!! no había caído

Mr. Borx dijo...

Observo con suma tristeza que la dichosa pastilla de jabón ha tenido más relevancia (higiénica, rectal o lo que sea, en eso ya no me meto) de la que en un principio usted pudo imaginar. Por favor, recupere usted este blog, que al fin y al cabo estos asuntos son el pan nuestro de cada para vaqueros carcelarios de su calaña.

maloles dijo...

Hmmm,no pueden eliminar ese viejo fantasma.