5 de noviembre de 2008

Tiempo de cambio

Ahora ya tengo dinero.

Llevaba un billete de diez euros y me acerqué a una máquina expendedora para sacar algo de comer. Pero una vez más mis intentos de llevarme algo a la boca se vieron frustrados. La máquina expendedora no aceptaba billetes. Pasmado miraba todos esos aperitivos tras el cristal, mientras sostenía entre mis dedos aquel trozo de papel impreso totalmente inservible en ese momento.

10 comentarios:

maloles dijo...

El dinero es una cuestión de fé, como te diría mi profesor de economía... una simple cuestión de fe. Valer, no vale nada.

Muas!

fag dijo...

con dos cojones
xD

fag dijo...

ya sé que no iba a malas, lo mío tampoco ;)
por cierto.. ¿qué te parecieron las andanzas de amunike?

Do the Doo dah dijo...

Jaja esas ironías son las más matadoras jaja. Al menos no era Sor Juana en tu billete, tal vez hubiera injuriado a la máquina desde el papel (qué miedo...)

Samuel Sayer dijo...

Al final no queda nada que la muerte pueda llevarse.

Me iré y no volveré jamás.

maloles dijo...

No, no veo porno.
No me resulta interesante... como ya le he dicho a alguien... prefiero las cosas en vivo y en directo!xDDD

muas!

fag dijo...

tengo khalil gibran.
tengo el loco, el vagabundo y el profeta en una versión de mierda de bolsillo pero que reúne los tres textos.
el tema de "cómo me convertí en loco" el juego de las máscaras etc es memorable.
me has dado ganas de leerlo y lo tengo en barna, mierda xD

salut compadre

belalugosisdead dijo...

que desesperacion por dios!!!
rompe el cristal!!!!!

beu ~ dijo...

jajaja típico :D

Vanity dijo...

mucho más profundo de lo que parece. los billetes van mejor para esnifar coca.